Del 27 al 29 de setiembre se llevó a cabo la décima Asamblea Nacional del MOCICC, donde sus miembros integrantes actualizaron la Plataforma de Lucha del MOCICC, siendo esta la agenda que define la acción del movimiento.

Dentro de sus demandas señalan que, a nivel mundial, el presidente de los Estados Unidos debe colaborar con el compromiso climático, firmado por 192 países, y de no llevarse a cabo puede poner en peligro el futuro de las generaciones y del planeta.

Sobre el Fondo Verde Climático, creado para los países en desarrollo para que puedan implementar sus planes de mitigación y adaptación, la Asamblea Nacional MOCICC pide que pueda darse con urgencia a los países afectados por el cambio climático.

En el plano nacional, solicitan al Ministerio del Ambiente que impulse espacios de diálogos a nivel local y regional con el fin de mantener informada a la sociedad civil sobre los avances de las políticas públicas, las contribuciones nacionales determinadas y el Acuerdo de París. También piden al Congreso de la República que se apruebe a Ley de Cambio Climático, ya que con ello se reforzarán las políticas públicas al respecto.

A continuación el comunicado completo de la X Asamblea Nacional MOCICC

Comunicado de la X Asamblea Nacional del MOCICC

CONSTRUYENDO HOY UN FUTURO POSIBLE

Reunidos del 27 al 29 de setiembre, las organizaciones y miembros integrantes del Movimiento Ciudadano frente al Cambio Climático, nos hemos hecho presentes en la X Asamblea Nacional con el propósito de revisar el panorama actual del clima en el mundo, los avances y retrocesos del Perú en sus políticas públicas para el cumplimiento de los acuerdos internacionales suscritos – como el Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible –  así como para compartir el análisis sobre la compleja situación a la que hoy se enfrentan millones de peruanos y peruanas por los efectos del cambio climático y las experiencias de prácticas y apuestas comunitarias para enfrentarlo.

Teniendo en cuenta, que los próximos tres años son claves para enfrentar el cambio climático y sus efectos desde las políticas públicas y la disputa por construir modelos alternativos de vida, nos preocupa la posición del gobierno de Estado Unidos que pretendiendo desconocer su responsabilidad como principal emisor de los Gases de Efecto Invernadero (GEI), plantea la salida del Acuerdo de París, constituyendo un retroceso en la política de los gobiernos y un mal ejemplo para el mundo.

De igual manera, extendemos una crítica hacia los gobiernos de América Latina que insisten en la profundización del modelo extractivo a través de la promoción de inversiones en el sector a cualquier precio y mediante la flexibilización de la legislación ambiental ocasionando daños en nuestros territorios y vulnerando los derechos colectivos de los pueblos.

En el mundo y en nuestro país, con el incremento de la temperatura, fenómenos naturales han llegado a extremos nunca antes vistos. El huracán Irma en El Caribe y el fenómeno de El Niño Costero en nuestro país han evidenciado la precariedad en la que viven millones de personas de escasos recursos y lo poco que están preparados los gobiernos para enfrentar los efectos devastadores del cambio climático, lo que condiciona la vida, salud y dignidad de todos, especialmente de aquellos y aquellas que menos tienen.

A nivel nacional, señalamos que si bien existen algunas iniciativas políticas sobre cambio climático (Estrategia Nacional de Cambio Climático, el Plan de Acción de Género y Cambio Climático, la existencia de la Comisión Nacional de Cambio Climático, así como las estrategias regionales de Cambio Climático, NUMES) estas constituyen esfuerzos aislados o insuficientes. Observamos a su vez, debilidades muy serias del gobierno actual en involucrar a la sociedad civil – no empresarial – en este proceso de diálogo, participación, seguimiento y vigilancia de los compromisos internacionales en políticas públicas a todo nivel.

Por tal motivo, señalamos

A nivel internacional

  1. Exigimos al presidente de los Estados Unidos, volver a la mesa y colaborar con el compromiso climático, firmado por 192 países y recordarle que es un pacto que no puede ser re negociado, no se puede poner en peligro el futuro de las generaciones y el planeta, por sus intereses nacionales.
  2. Saludamos el esfuerzo de los países en seguir adelante con el Acuerdo de París y pedimos que antes del año 2020, puedan aumentar sus compromisos en lo que respecta a la reducción de emisiones y los fondos climáticos (adaptación y resiliencia), expresados en las contribuciones nacionales determinadas.
  3. Solicitamos a los países desarrollados, la CMNUCC y a la ONU, la ayuda inmediata de recursos internacionales para los países que han sido afectado por los fenómenos extremos (El Caribe, Asia, África y América Latina) y que a la vez se refuerce los compromisos internacionales y planes nacionales sobre reducción de riesgo y desastre.
  4. Que el Fondo Verde Climático, creado para los países en desarrollo, para que puedan obtener los recursos que les ayude a implementar sus planes de mitigación y adaptación, pueda darse como prioridad y urgencia a los países afectados por el cambio climático.
  5. Que, en la COP23, a desarrollarse en Bonn, Alemania, en la primera semana de noviembre, se avance con el libro de reglas que permita a los países, la transparencia y la rendición de cuentas de sus avances (mitigación y adaptación), para la operatividad del Acuerdo de París se cumpla con el cronograma para su aprobación en la COP24-2018.
  6. Es importante y urgente que, en la COP23, se aborde el estado actual de los ecosistemas (amazonia, glaciares, ártico, océano y la biodiversidad) que están en peligro por los efectos del cambio climático y se pueda tomar las medidas para su preservación y manejo sostenible.

A nivel nacional

  1. Solicitamos al Ministerio del Ambiente, impulsar espacios de diálogos a nivel local y regional que cuenten con la participación de las organizaciones miembros del MOCICC y sus miembros, que permita mantener informada a la sociedad civil sobre los avances de las políticas públicas, las contribuciones nacionales determinadas, y el acuerdo de parís, que contribuirá a fomentar la transparencia y la rendición de cuentas.
  2. Reclamamos un modelo de planificación concertada que considere el Ambiente y el cambio climático (Justicia climática)
  3. Necesitamos la construcción del marco normativo del ordenamiento territorial
  4. Necesitamos un programa nacional de educación frente al cambio climático
  5. Pedimos al gobierno revisar las políticas y proyectos de inversión en actividades extractivas y megaproyectos, para que cuenten con estrictos y socializados estudios de impacto ambiental, así como respetar y aplicar las consultas previas e informadas el derecho a la consulta previa, libre e informada de los pueblos indígenas.
  6. Revisar y actualizar los estándares de Calidad Ambiental del Aire, consideramos un mal precedente que se haya reducido el máximo permitido de dióxido de azufre, que perjudica gravemente a la salud y al ambiente.
  7. Después de los aprendizajes obtenidos por el fenómeno de El Niño Costero, es importante reforzar las políticas y planes de gestión de riesgo, incluyendo el componente de la adaptación y donde los actores estén todos involucrados en el proceso y que la etapa de reconstrucción se realice con la debida transparencia y la rendición de cuentas, fomentando los espacios informativos a nivel local y regional. Apoyamos la creación de las mesas por la reconstrucción con la participación activa de la sociedad civil.
  8. Operativizar el plan de acción de género y cambio climático, y que cuente con los recursos necesarios y este integrado a las políticas de Estado
  9. Solicitamos al Congreso de la República, la pronta aprobación de la ley de Cambio Climático, que permitirá reforzar las políticas públicas al respecto.
  10. Consideramos fundamental la necesidad de atender y remediar los graves daños a la salud de los pueblos indígenas producidos por los derrames de petróleo y minería en sus territorios y sus ríos.

Finalmente, desde el MOCICC, hacemos un amplio llamado a las organizaciones e integrantes de la sociedad civil para que continúen con la vigilancia de los acuerdos firmados por nuestro país, exijan la rendición de cuentas a los gobiernos en el cumplimiento de su compromiso climático por el bien del planeta y de todos Y TODAS los que lo habitamos. Así mismo, convocamos a todos y todas a recuperar los conocimientos y prácticas históricas de nuestros pueblos para construir alternativas de vida que tengan como fin procurar el Buen Vivir.

Como movimiento ciudadano, reiteramos nuestro compromiso en la lucha por un cambio de paradigma de vida que tenga como base la solidaridad humana y el respeto por el ambiente y nos reafirmamos en nuestra consigna

¡Cambiemos el sistema, no el clima!

Lima, 29 de setiembre de 2017

Descargar Plataforma de Lucha MOCICC