Reportera especializada en gentes indígenas demanda un nuevo enfoque para la conservación de bosques centrado en la protección de derechos humanos.

La periodista de las Naciones Unidas (ONU) Victoria Tauli-Corpuz publicó un informe que critica el movimiento de conservación global y pide que haya más participación de parte de gentes indígenas y otras comunidades locales para proteger los bosques en distintas partes del mundo. 

El reporte titulado Cornered by Protected Areas” (“Arrinconados por Áreas Protegidas”) cuestiona el concepto de “fortress conservation”; lo que significa que para proteger los bosques y su biodiversidad, los ecosistemas tienen que funcionar en aislamiento – es decir, sin contacto humano.

Tauli-Corpuz señaló que dicho enfoque ignora la evidencia respecto a que los bosques prosperan cuando los pueblos indígenas desarrollan sus prácticas tradicionales en sus tierras y tienen derechos legalmente reconocidos para manejarlas y protegerlas. 

El reporte incluye 5 casos de estudio levantados en India, Indonesia, Perú, Panamá y la República del Congo que fueron escritos por otros investigadores. Aparte, resalta varias pautas para proteger mejor los derechos humanos de los indígenas y los bosques, que viene a ser el argumento central de la periodista.

Finalmente, solicita un cambio en el enfoque que se ha tenido hacia la conservación por las últimas décadas, ignorando el papel que los nativos juegan en su protección. Así mismo, se debe integrar la declaración de los Derechos Humanos de Gentes Indígenas de las Naciones Unidas en medidas de mitigación sobre el cambio climático y conservación en el futuro.