El Proyecto de Monitoreo de la Amazonía Peruana (MAAP) detectó la construcción de una nueva carretera al sur de Loreto que atraviesa un bosque primario y una zona de Bosque de Producción Permanente (BPP).

Se trata de la carretera Yurimaguas-Jeberos, de aproximadamente 65 kilómetros, y que en su camino pasa por una zona clasificada para actividades forestales, según muestran las imágenes satelitales de Geobosques y Global Forest Watch.

La obra ejecutada por el Gobierno Regional de Loreto busca “incentivar a ampliar la frontera agrícola y pecuaria en esta parte de la región”. Sin embargo, el MAAP advierte que un aumento en actividades agropecuarias causaría una deforestación extensiva.

Dado que Yurimaguas es un punto potencial de deforestación, este proyecto debe ser evaluado integralmente a fin de ocasionar daños irreversibles, dado el el alto impacto socioambiental que tienen las carreteras en la Amazonía.

Cabe señalar, que según el artículo de MAAP “Hotspots de Deforestación en la Amazonía Peruana 2017” hubo una pérdida forestal de 143,425 hectáreas en el Perú durante el año pasado. La tala de bosques tropicales libera grandes cantidades de carbono que han sido absorbidos por los árboles, lo cual hace que la deforestación sea una de las fuentes principales de emisión de gases de efecto invernadero -que a su vez contribuyen al cambio climático.