El 20 de mayo, el Papa Francisco nombró 14 nuevos Cardenales de 11 países diferentes. Entre ellos destaca monseñor Pedro Barreto, arzobispo de Huancayo y uno de los religiosos más comprometidos con las luchas medio ambientales en Perú.

Barreto Jimeno es miembro de la Red Amazónica de Obispos y es conocido por su trabajo en la protección del medio ambiente en el Valle del Mantaro y la conservación de la selva. Alzó su voz para llamar la atención frente a los daños ambientales ocasionados por el complejo de la minera Doe Run en La Oroya. Además, por su interés en lucha contra la pobreza, monseñor Barreto fue condecorado con la medalla de oro por el Instituto Nacional de Desarrollo y Acción Social-Perú.

La importancia de la protección del medio ambiente y las consecuencias que han resultado por el uso irresponsable y abusivo de los recursos naturales han sido destacados por la iglesia. En la encíclica Laudato Sí,  el Papa Francisco llama la atención a todos los ciudadanos y proclama que el cuidado “la casa común” es trabajo de todos.

A través de una carta, el Movimiento Ciudadano frente al Cambio Climático (MOCICC) felicitó la trayectoria de valiente compromiso que monseñor Barreto ha tenido con los derechos de los pobres, en defensa del medio ambiente y de la Amazonía. “Esto es un testimonio que siempre nos ha alentado en nuestra acción ciudadana. Hoy  acogemos con mucha esperanza su nueva misión y le deseamos lo mejor en ella”, señala la misiva.