Síntesis Cambio climático: Cambiar el sistema, no el clima

Durante los dos días de debate, el espacio de Cambio climático expuso propuestas de desarrollo climatológicamente sustentable, a partir de las cifras de la deforestación de la Amazonía y con  la participación de organizaciones indígenas, movimientos sociales y colectivos de los países de la panamazonia andina.

Más de 150 personas se dieron cita en este espacio, en que el coordinador nacional de MOCICC, Antonio Zambrano, diera la bienvenida a los participantes, para que a continuación el ex ministro del Ambiente y actual asesor de la Red Peruana Ambiental (RAP), Ricardo Giesecke, entregara su exposición referida al medio ambiente, territorio y cambio climático.

Entre otros puntos, Giesecke resaltó la importancia que tienen los Objetivos de Desarrollo Sostenible para la humanidad, ya que estos hacen un llamado a adoptar medidas con el fin de erradicar la pobreza,vivir en armonía y proteger el planeta. En cuanto a la situación ambiental en el Perú, dijo que la deforestación en nuestra Amazonía, elimina un equivalente de 43 canchas deportivas cada 90 minutos, tiempo que dura un partido de fútbol. En la misma línea, al referirse a la minería informal añadió que en los últimos 15 años esta práctica ha deteriorado más de 7,000 Ha de bosques tropicales en Huaypetue, Caychive y Guacamayo en la región Madre de Dios.

Preforos nacionales sobre cambio climático y Amazonia.

Desde Brasil, expusieron el caso de la construcción de dos mega hidroeléctricas, que fue promocionada por su gobierno como generadoras de energía limpia. Pero, en el 2014, se produjo una lluvia atípica que terminó sobrepasando su límite, inundando la zona destruyendo varias casas, con la pérdida de más de 500 mil cabezas de ganado. Al finalizar indicaron que “si la Madre Tierra sufre y nosotros también sufrimos”.

Desde Bolivia, señalaron en el departamento de Pando, la práctica de la ganadería ha crecido alarmantemente, donde la deforestación se ha vuelto un problema. Por otro lado, demandaron que la extracción del polvo de oro está contaminando los ríos y los peces ya que hacen uso del mercurio para conseguirlo. Al finalizar alertaron que los campesinos indígenas están optando por la extracción de los recursos perdiendo de esta manera el conocimiento ancestral, la medicina natural, la biodiversidad y elevándose los niveles de contaminación.

“El cambio climático genera un desequilibrio hídrico en la Amazonía”, “(el cambio climático) es un desafío grande”, “Reforestar con plantas silvestres, estas llaman al agua” fueron las premisas fuertes en el debate.

Desde Ecuador, indicaron que hay una continuidad política de extracción petrolera, que, gracias a las renegociaciones de los contratos con las empresas, el Estado tiene el 60 % de las ganancias lo que hace que se empiece a extraer mucho más.

Desde Perú, se indicó que,dentro de las causas del cambio climático viene siendo el actual modelo de desarrollo que, junto a la globalización, el estilo de vida y consumismo excesivo de las grandes ciudades y la matriz energética en base al petróleo están degradando al planeta.En función a esto se establecieron problemas como la deforestación por la tala ilegal, por la migración, incendios provocados,los programas promovidos por el Estado de monocultivos, entre otros.

Por su parte, Colombia, hizo mención a las falsas soluciones que están surgiendo ante el cambio climático. Demandaron que muchas de ellas están ligadas al mercado y la economía verde, como la promoción de plantaciones de monocultivo y la construcción de represas. Alertaron que la economía verde es peligrosa ya que tiene un principio de prohibir a las comunidades a que hagan agricultura o usen la madera, con el fin de salvaguardar los bosques. Esto a la larga puede conllevar que, con el pasar de los años, estas comunidades pierdan el conocimiento ancestral, surgiendo la posibilidad que se desplacen a las ciudades perdiendo sus territorios.

En su segundo día de trabajo, el debate inició con la exposición de Tania Ricaldi, representante del Grupo de trabajo de Cambio Climático y Justicia de Bolivia quien resaltó que, cuando se habla de los bienes y el cuidado de la naturaleza se tiene que pensar en su bondad que es fundamental para la vida, que no solo es para el ser humano sino para el sistema vital del planeta.

Agregó también que es necesario recuperar el relacionamiento espiritual con la Amazonía subrayando que la humanidad se ha desconectado de ella, creyéndose autosuficiente. Enfatizó que se debe “re aprender”, es decir volver a construir estas relaciones, donde los actores principales vienen siendo los pueblos indígenas ya que han sabido conservar el equilibrio y sobre todo respetarla.

Señaló también que el término “recurso” se viene usando mal, que no debe hacerse mención al referirse a la naturaleza, ya que esta palabra da pie a entender que la Amazonía puede ser tratada como mercancía que se puede negociar, vender, utilizarla en  beneficio de algunos e incrementando la pobreza de los pueblos indígenas.

Para finalizar resaltó que la creación de la cultura del cuidado de la naturaleza está ligado con la educación y que ello va permitir tener una generación capaz de hacer frente al cambio climático; y recomienda que se debe visibilizar con mucho cuidado las soluciones que se presentan frente a la crisis climáticas ya que muchas están ligadas para mantener el Statu Quo, volviéndose el sistema “verde” por ser un gran negocio. Estas soluciones como RED+, la agricultura inteligente entre otros, lo único que hacen es agredir a la madre Tierra.

Hablan los pueblos

Luego pasaron a una rueda de intervenciones por parte del público. Shapion Nomingo, representante de la nación Wampis, inició su breve discurso donde se comprometió públicamente a ya no usar el  término “recurso” e incluso dijo que tampoco empleará la palabra “bienes” en los próximos documentos de su nación, estos serían reemplazados por la frase “bondades de la naturaleza”.

Añadió también que los pueblos amazónicos no luchan de manera divida, por la tierra, el agua, etc. sino que su consigna es con mirada integral incluyendo a los seres humanos. Para finalizar denunció que ellos se sienten abandonados por la sociedad, la academia, los partidos políticos “progresistas” señalando que desean que el apoyo del eje de cambio climático y Amazonía del FOSPA, “luchemos juntos por la naturaleza, por la vida humana para combatir el cambio climático”, dijo.

A su turno, GiovaniChaupiai Paredes, representante nativo de la comunidad de Pichanaki, sugiere conformar un comité a nivel mundial para poder monitorear estas amenazadas y así poder prevalecer las propuestas que surgieron en estos días de trabajo.

Luego Pio Chamik Entsakva, representante de la organización FERIAAM, del pueblo Awajún, indica que la Amazonía se encuentra débil por la política de la globalización. Denunció que el conocimiento ancestral y la medicina natural están desapareciendo ya que este sistema se está imponiendo en las culturas originarias, a lo que pide que hace un llamado a que los pueblos deben unirse para hacerle frente.

Luego realizó otra denuncia, indicando que el rio amazonas hay seis pongos que han sido concesionados para construir repesas. Y nuevamente hace un llamado a los pueblos amazónicos con el fin de defenderlos.

Grupos de trabajo

Ante las preguntas ¿cómo impacta el cambio climático, de manera diferenciada (hombre/mujer), a los pueblos? ¿Qué hemos hecho frente a esta problemática? La plenaria se dividió en cuatro grupos de trabajo donde el debate fue enfocado en Bosque, agua, soluciones falsas y energía y los resultados son los siguientes:

Con respecto a ENERGÍA, indicaron que esta no debe centralizarse en las grandes empresas, sino que debería incentivarse mediante la elaboración de proyectos de generación de energía renovable descentralizada; así como el apoyo categórico a las reformas de transporte integral y el fomento de la bicicleta como medio de transporte.

Para lograr ello se viene sensibilizando a la población urbana mostrando las ventajas del uso de energía renovables.También es necesario incorporar el tema energético en los currículos educativos, incentivar la participación ciudadana en las políticas y presupuestos públicos en forma efectiva e impulsar un sistema de compensación por energía como un sistema de créditos desde el Estado.

Con respecto a BOSQUE, identificaron, entre otros puntos, como causas la deforestación ilegal que hay en los diferentes países, la minería en las orillas de los ríos y la caza ilegal para la comercialización de especies exóticas. Por el lado de la población, al no haber alternativas productivas en la amazonia, la población empieza a migrar a la ciudad. La ampliación de la frontera agrícola con el incentivo de los monocultivos y ganadería. Y, por último, la pérdida de cosmovisión indígena.

Referente a las acciones realizadas se dan políticas de reforestación, manejo integral bosque, el impulso de sistemas agroforestales, el fortalecimiento comunal, la construcción de instrumentos de gestión comunal. Titulación de comunidades nativas y campesinas

Con respecto al AGUA, priorizaron la integración del agua de los ecosistemas andinos y amazónicos. Enfatizaron en la relación directa que existe entre la amazonia, elcambio climático y el ciclo hídrico de la zona andina y las ciudades, donde remarcaron que los megaproyectos alteran este ciclo, ya que muchos están ubicados en cabeza de cuenca, desviando los cauces de las aguas subterráneas, entre otros.

Entre las soluciones están la siembra y cosecha,de forma tradicional, del agua de lluvia. La captura y crianza de agua de neblina, el impulso de un sistema agroforestal con énfasis a la materia orgánica del suelo.Impulsar áreas protegidas en cada localidad, distrito o región. Reconocer al agua como persona viva, a la cual hay que alimentar, respetar y cuidar.

“Tenemos que tener cuidado en los cambios de energía que usamos, discutiendo las nuevas propuestas, no solo seguridad energética. Debemos dejar el carbón y el petróleo, y poner primero la energía solar y eólica”, grupo de trabajo sobre energía del eje temático.

Con respecto a las FALSAS SOLUCIONES, se las denomina así porque son concebidas bajo el financiamiento de un modelo que ha degradado la naturaleza y al planeta. Cabe destacar que el sistema capitalista ha traído las actividades extractivas a nuestros territorios, basándose a que todo puede ser compensado y solucionado con una lógica neoliberal, mientras tanto la contaminación sigue afectando las comunidades. Ante ello el grupo presenta como propuesta volver a lo comunitario, que la humanidad encuentre sanidad en la naturaleza y naturalizarnos a nosotros mismos, concluyendo con una arenga a viva voz: ¡Vamos a cambiar el sistema, no el clima!

Fuente: FOSPA