A inicios de julio se cumplieron tres años de la publicación de la encíclica del Papa Francisco “Laudato si´, Alabado seas, mi Señor” sobre el cuidado del medio ambiente.

Dicho texto es una reflexión sobre el cuidado de la creación, centrada en el planeta Tierra como Casa Común y lugar en el que vive la humanidad.

Se divide en seis capítulos en los que defiende la naturaleza, la vida ani­mal y las reformas energéticas.

Con motivo del tercer aniversario de la Laudato Si, del 5 al 6 de julio se desarrolló en el Vaticano la conferencia “Saving our Common Home and the Future of Life on Earth” con el objetivo de escuchar “tanto el grito de la tierra como el grito de los pobres”.  

A la conferencia fueron convocados miembros de movimientos populares, de la sociedad civil y religiosa, de las iglesias, científicos, economistas y políticos, entre otros.

Cabe señalar que la conferencia hace eje en los próximos encuentros mundiales sobre el cambio climático, como la COP24 de la ONU (en diciembre, en Polonia) y la Cumbre de Acción Climática Global.

Además, tiene lugar pocas semanas después de la reunión del Papa con ejecutivos de grandes empresas de combustibles fósiles, a quienes les recordó que el Acuerdo de París firmado en diciembre de 2015 y que establece metas para reducir el calentamiento global “insta a mantener los combustibles fósiles bajo tierra”.

Desde el MOCICC, la encíclica Laudato si´ ha sido difundida y trabajada en conjunto con las iglesias que integran el Comité Interreligioso del Perú y otras organizaciones aliadas tales como CooperAcción y la Red Muqui, con quienes a inicios del 2018 se organizó la campaña ciudadana “Francisco nos invita a actuar” en el marco de la llegada del Papa Francisco al Perú.

Esta campaña tuvo como objetivo aportar en la difusión de los mensajes centrales de la encíclica, así como de los discursos del Papa Francisco hacia los movimientos populares, que resaltan la necesidad de un cambio de paradigma de vida y consumo, y que hace una fuerte crítica a las falsa soluciones “tecno-económicas” con las que se pretende enfrentar el cambio climático.