Alerta por falta de atención en salud para comunidades de Loreto

Alerta por falta de atención en salud para comunidades de Loreto

Un llamado de alerta al Gobierno central y en especial a la ministra de salud, Pilar Mazzetti, realizaron los dirigentes indígenas de Loreto, por la proliferación de la nueva variante en la región y denunciaron la ineficacia y la falta de atención en salud a las comunidades indígenas.

Los dirigentes de la Organización Regional de Pueblos Indígenas del Oriente – ORPIO exhortaron a la ministra a tener una reunión este viernes en la ciudad de Iquitos para dialogar sobre las demandas y propuestas que han realizado las federaciones indígenas para la atención indígena en las comunidades.

“Estamos en una emergencia, no hemos sido atendidos hasta ahora, por eso pedimos que la ministra que dialogue con nosotros, que somos quienes representamos y expresamos el sufrimiento de nuestro pueblo”, indicó la dirigente kukama Mariluz Canaquiri.

Los dirigentes remarcaron la urgencia de tomar medidas para la atención en salud, en una región que ha perdido 14 médicos frente a la pandemia e innumerables vidas indígenas. Y donde se ha denunciado el colapso del sistema de salud regional y la falta de oxígeno medicinal para el tratamiento de la enfermedad.

“Estamos muy seguros de que en estos días van a haber otras zonas que van a ser golpeados por el coronavirus”, señaló Jorge Pérez Rubio, presidente de ORPIO.

LEA EL PRONUNCIAMIENTO DE ORPIO

ATENCIÓN EN PAUSA

Los dirigentes lamentaron que no se hayan previsto acciones para los pueblos indígenas de Loreto en esta segunda ola y cuestionaron que las medidas que se generaron para atender la salud de las comunidades durante la primera ola de COVID-19 se hayan paralizado desde diciembre del año pasado.

Asimismo, señalaron que son dos meses que las comunidades más alejadas no tienen atención en salud, pues las brigadas de salud de las Plataformas Itinerantes de Acción Social– PIAS que llegaban a las comunidades por vía terrestre o fluvial no laboran desde diciembre. “Sabemos que las PIAS se van a movilizar recién en el mes de marzo, ¿hasta ahí cuánto habrá avanzado la enfermedad en las comunidades?”, cuestionó Edgar Sinti, dirigente kichwa del río Curaray.

Frente a la segunda ola, las federaciones han propuesto al MINSA y a la Dirección Regional de Salud de Loreto – DIRESA la implementación de promotores de salud en las comunidades, quienes no solo darían soporte de salud con los primeros síntomas del COVID-19, sino también con enfermedades como la malaria, hepatitis, dengue, entre otras, presentes en la región.

Por su parte, el dirigente Daniel Saboya, señaló que se tienen planes, propuestas y se ha explicado en varios espacios a los funcionarios las necesidades de las comunidades y los protocolos de ingreso que se deben consideras sin obtener respuesta efectiva. “Hay una costumbre maligna del gobierno central de querer imponer y condicionar todo y atender cuando y como ellos establezcan”, lamentó.

ALERTA EN LA FRONTERA

Los dirigentes llamaron la atención sobre la situación que vive en especial la zona de la triple frontera – Brasil, Colombia y Perú-, donde habitan los pueblos ticuna, yagua, kichwa y awajún. “Hasta el día de hoy no han recibido visitas médicas, medicina ni información, van a la localidad de Caballococha donde el sistema de salud está colapsado”, relató Jorge Pérez, presidente de ORPIO.

ORPIO había alertado desde hace un mes la emergencia en la que se encontraban los pueblos de la triple frontera por la posibilidad de ingreso de la nueva variante proveniente de Brasil y solicitado acciones de emergencia. Pérez Rubio señaló al respecto que las medidas de control en la frontera no han incluido dotación de medicinas ni asistencia médica para las comunidades de esa zona.

De otro lado, James Pérez de la Asociación Indígena de Desarrollo y Conservación del Bajo Puinahua – AIDECOBAP, anunció medidas de movilización en el circuito petrolero frente a la desatención en salud de la zona. Recordó que el 8 de febrero se cumplieron seis meses de la muerte de 3 indígenas kukama a manos de la policía, ellos protestaban por falta de servicios básicos en las comunidades para afrontar la pandemia.

“No nos vamos a quedar con los brazos cruzados, hemos perdido ya vidas importantísimas, de quienes han luchado por defender la vida, los bosques, la alimentación”, señaló el dirigente.

Lee: #ParaNoRepetir: Desigualdad e impacto de la pandemia en la Amazonía 2020