Dicaprio llama a detener la construcción de carreteras en Ucayali

Dicaprio llama a detener la construcción de carreteras en Ucayali

A través de su cuenta de Instagram, Leonardo Dicaprio llamó a la población a unirse para pedir al gobierno que detenga la construcción de carreteras ilegales en Yurúa, un distrito de la provincia de Atalaya en Ucayali, para asegurar la seguridad de las comunidades indígenas que viven en ese territorio.

«La construcción de carreteras ilegales por una compañía en la Amazonía peruana está causando contaminación de la tierran y el saqueo de los recursos naturales», escribió el actor en su cuenta. Además, señaló que de esta manera se abre el bosque para las invasiones que amenazan los hogares, los medios de vida, las culturas y las vidas de los pueblos indígenas.

El llamado del ganador del Oscar se suma a la solidaridad que expresaron organizaciones como ProPurús sobre el caso, quienes llamaron a los organismos competentes a actuar ante la amenaza a la vida de los indígenas y su territorio, que ha sido invadido de manera ilegal.

INGRESO ILEGAL Y AMENAZAS

A inicios de agosto, representantes indígenas de la comunidad nativa Sawawo, en el distrito Yurua, provincia Atalaya, departamento de Ucayali, interpusieron una denuncia penal contra las madereras “Industria Maderera Juan Simón” y “Negociaciones Forestales Ostua E.I.R.L.”, por incumplir con las normas de manejo de residuos sólidos, destruir y contaminar los bosques al interior del territorio indígena.

Según denunciaron, el 8 de agosto miembros del comité de vigilancia de Sawawo Hito 40 realizaron un patrullaje por la apertura de la carretera y descubrieron la presencia de personas foráneas que habían invadido con un tractor y dos motocicletas. Esta situación habría ocasionado la destrucción de árboles y la contaminación con residuos sólidos, además de la muerte de varias especies de fauna silvestre.

Los comuneros expresaron que no otorgaron autorización a las madereras para el ingreso a su territorio y que habrían recibido amenazas de parte miembros de otras comunidades, por impedir el ingreso de las máquinas en su territorio, generando la amenaza de un conflicto.