Tribunal de mujeres: “Demandamos porque el extractivismo nos golpea distinto”

Tribunal de mujeres: “Demandamos porque el extractivismo nos golpea distinto”

La sentencia del Tribunal de Mujeres del Foro Social Panamazónico – FOSPA pone en evidencia las afectaciones diferenciadas a las mujeres indígenas que genera el extractivismo. De acuerdo al análisis de los casos presentados de Perú, Brasil y Colombia.

“El ataque a sus territorios impacta tejidos familiares y comunitarios, impone modelos de desarrollo que fracturan sus formas de ver el mundo, sus creencias y estilos de vida”, explican las juezas.

Además, las juezas señalan que, a consecuencia de la pandemia, las mujeres indígenas han soportado de manera desproporcionada los impactos negativos de las políticas y sufren directamente la inseguridad alimentaria y el hambre críticos debido a la inseguridad territorial y la contaminación de tierras y aguas.

El Tribunal ético de justicia y derechos de las mujeres panamazónicas y andinas se realizó el 28 de octubre de 2020, como parte de las acciones d IX Encuentro Internacional virtual del Foro Social Panamazónico FOSPA 2020.

El tribunal fue integrado por las juezas: Ketty Marcelo, lideresa asháninka de Perú, miembro de la Organización de Mujeres Amazónicas Asháninkas de la Selva Central – OMIASEC; Virginia Vargas, socióloga y co-fundadora del Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán; María Betania, Investigadora de SOS Corpo Instituto Feminista para la Democracia de Brasil, y Laylor García Gómez, abogada y master en Ciencias Sociales de Colombia.

LOS CASOS: PERÚ, BRASIL y COLOMBIA

Los casos expuestos en el Segundo Tribunal de Mujeres se centraron en los países Perú, Brasil y Colombia y fueron presentados por lideresas indígenas de los tres países.

En Perú, Teresa Cuñachi, awajún de la comunidad de Chiriaco en la región Amazonas, denunció el impacto del derrame de crudo de petróleo sobre aguas y territorios de las comunidades nativas, produciendo daños ambientales culturales y sociales; y sobre la lucha de las mujeres defensoras que luchan frente al extractivismo en la Amazonía peruana.

En el caso de Brasil, Telma Taurepang del pueblo Taurepang, denunció que las políticas implementadas por Jair Bolsonaro ha impulsado el desmantelamiento de los derechos indígenas, apropiación violenta de sus territorios, violación de derechos y criminalización de las mujeres indígenas. Ello afecta la vida de las mujeres, aumentando su carga de trabajo y sometiéndolas a situaciones de violencia

En cuanto a Colombia, las lideresas Magaly Belalcazar, Jakeline Romero, Waira Jacanamijoy y Luciana Andana, testimoniaron sobre la resistencia de las mujeres frente al accionar del gobierno colombiano aliado a estructuras mafiosas con actores paramilitares, empresas y élite política que genera desplazamiento forzados expulsando a las comunidades indígenas y afro de su territorio, criminalizando las demandas a través de represión, desapariciones y homicidios.

Revisa los casos presentados al Tribunal de Mujeres AQUI.

DEMANDAS A LOS ESTADOS

Las juezas concluyen que en los tres casos se han violentado, entre otros, los derechos al acceso, goce y garantía del territorio indígena; a la salud integral, sexual y reproductiva de las mujeres; a la vida libre de violencias; al trabajo digno; y al ambiente saludable libre de contaminación.

Por ello demanda al Estado peruano, detener las actividades extractivas en zonas que se superponen a territorios comunales, garantizar salud y vida de los pueblos originarios afectados por contaminación extractivista y garantizar derecho a la consulta previa, libre e informada de acuerdo a estándares internacionales.

Además, a Brasil le exhortan a garantizar el derecho al acceso y disfrute del territorio de los pueblos indígenas, con medidas administrativas de regularización territorial con la demarcación urgente de los territorios. Y medidas frente a la seguridad frente a la invasión y depredación de los territorios.

Finalmente, a Colombia, demandan garantizar los derechos políticos y ciudadanos, protegiendo la vida y la honra de las mujeres defensoras de los territorios y del medio ambiente, y la inclusión del enfoque de género en procesos de redistribución de la tierra y titulación.

Revisa la sentencia del Tribunal de Mujeres AQUÍ.