La transición ecológica para hacerle frente a la Emergencia climática

La transición ecológica para hacerle frente a la Emergencia climática

Organizaciones de la sociedad civil presentaron el proyecto de Ley de
Transición Ecológica. Esta ley busca la transición hacia el uso de energías limpias con el objetivo de contribuir a hacer frente a la lucha contra el cambio climático, el que amenaza con desatar un futuro de crisis sanitarias y ambientales diversas a nivel mundial.


El Proyecto de ley 06935 «Ley de Transición Ecológica” tiene por objetivo establecer un marco normativo que contribuya a revertir la situación de emergencia climática global, a través de: la transición al uso de fuentes de energía limpias como las energías renovables, el fomento de la eficiencia energética, así como la reducción drástica de la deforestación.


Las energías renovables son aquellas que se obtienen a través de fuentes que no se agotan, como la eólica (proveniente del viento), la solar (proveniente del sol), la biomasa (proveniente de
desechos orgánicos), entre otras. Puesto que las energías renovables no producen gases contaminantes de efecto invernadero, ayudan en la lucha contra el calentamiento global.


Bajo el liderazgo del Movimiento Ciudadano frente al Cambio Climático (MOCICC), este Proyecto de Ley recogió las opiniones de distintos colectivos y gremios de trabajadores, así como estudiantes universitarios, pescadores, jóvenes, entre otros actores sociales. La iniciativa ciudadana fue llevada ante la Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos, Ambiente y Ecología
del Congreso y finalmente será presentada para su discusión en comisiones por el Congresista Lenin Bazán.


Perú tiene gran potencial para desarrollar energías renovables, las que permitirían satisfacer las necesidades de energía de toda la población. En la actualidad tenemos un consumo promedio de 7,000 mega watts. Solo el potencial de energía eólica es de 22, 450 MW, el potencial de Biomasa
es de 1200 MW, y contamos con un potencial solar tan grande que es uno de los mejores del mundo. A pesar de este gran potencial para desarrollar energías renovables, en la actualidad apenas el 5% de nuestro consumo eléctrico, proviene de estas fuentes limpias.

transición-ecologica


Los combustibles fósiles (petróleo, carbón y gas natural) aún tienen más peso del deseado en la generación de energía en el país, pese a ser recursos limitados y muy contaminantes. La extracción y explotación de estos combustibles afecta los múltiples ecosistemas frágiles que se encuentran en el territorio, como la Amazonía y los glaciares.


Entre 2000 y 2019 se produjeron 474 derrames de petróleo solo en la Amazonía, además, se cuentan más de 2000 lugares impactados por la actividad petrolera y un aproximado de 3 mil pasivos ambientales por explotación de hidrocarburos, ninguno de ellos ha sido remediado.

Otro dato preocupante es que, en pocos años, la energía faltará en nuestro país tanto por el agotamiento de nuestras pocas fuentes sucias como por la poca iniciativa de potenciar las limpias, por lo que los precios aumentarán aún más. La mejor alternativa ante este panorama es el uso de
la energía renovable, pues además de emitir menor cantidad de gases contaminantes que los motores a combustión (petroleros), es más barata y sostenible.


Hasta el 2017 el 19% de la población rural y el 5% de la población urbana en el Perú no tenía acceso a la energía eléctrica, según el INEI. Frente a esto, Antonio Zambrano, Coordinador del MOCICC destaca que “Uno de los aspectos más importantes de este proyecto de ley, es la creación del Fondo para la transición Ecológica.

Dicho fondo financiará y fomentará la creación de cooperativas y empresas comunales de generación eléctrica, en base a energía renovable, reivindicando así los derechos de la ciudadanía en la generación de energía, y permitiendo el acceso universal a esta fuente vital de desarrollo y bienestar” Zambrano también ha advertido, que pese a todos los beneficios ambientales, sociales y económicos que traería la aprobación de este proyecto de ley, se corre el riesgo de que este quede estancado en el Congreso, por lo que las organizaciones sociales que intervinieron en su propuesta inicial están recaudando firmas para que sea discutida lo antes posible.

Revisa la noticia relacionada en medios